« El MDS, es dejarse llevar »

Alexandre y Emmanuel ELALOUF (D135&129-FRA)

Lanzarse al MARATHON DES SABLES PERU en familia, es una bonita manera de aumentar el interés de esta prueba que se anuncia increíble: Alexandre y Emmanuel ELALOUF son hermanos en la vida diaria y también en medio del desierto. Para Emmanuel, el hermano mayor, mañana será el inicio de su tercera MDS y para Alexandre, el pequeño, será el segundo. Ya han participado en la 30ª edición marroquí juntos, e inician de nuevo la aventura, conquistados por el concepto:  «para nosotros el MDS es dejarse llevar, zambullirse en la naturaleza y en lo que ésta tiene de más simple: el desierto».

 

Como entre todos los hermanos, el hermano mayor tiene la dura carga de velar por su hermano pequeño: «la única cosa que mi madre ha pedido es que le lleve de regreso a casa » dice Emmanuel, y Alexandre añade « sino le matarán  y será desheredado ».

 

Los dos hermanos admiten que « son como los diesel », necesitan tiempo para calentar motores pero tienen aguante, mucho aguante. Y un poco de humor también :  « Emmanuel acaba su sexagésimo año con un bonito MDS, ¿no está mal, no? » Y está muy interesado en completarla : « estoy a punto de tener dos nietos y espero correr suficientemente rápido para que me esperen! »

 

Los dos comparten su « alveolo » de 6 tiendas con otro francés que han encontrado por casualidad en el campamento y dos mujeres y un hombre de nacionalidad rumana. Aprecian este encuentro con desconocidos ya que seguro propiciarán ricos intercambios. Su equipo se llama Latitude 55 « Latitude 55, como los cinco dedos de la mano - 5 son una mano, 5 son la otra mano, y 55 son las dos manos » dice apretujando sus manos, símbolo de la fraternidad que anima a estos dos corredores.