“Pienso que no hay límites en la vida”

Valerie NOSSAR

Valerie forma parte de la quincena de atletas peruanos inscritos a día de hoy a esta primera edición del MARATHON DES SABLES PERÚ. Está inscrita en equipo con otros tres peruanos, que podrían formar un cuarteto ganador, especialmente con la presencia de Remigio HUAMAN QUISPE, uno de los grandes favoritos de esta primera edición. El nombre de su equipo: Inkansables.

 

Valerie vive en Lima, en un apartamento, con su hija de 11 años, Mikela. En la vida de todos los días, gestiona sus sociedades: una sociedad de producción, un restaurante, una agencia de comunicación… Se puede decir que la treintañera peruana no pone todos sus huevos en la misma cesta, un poco como en deporte: desde el 2010 practica asiduamente diferentes actividades deportivas, incluso en competición. “He corrido 31 maratones, 2 Ironman, 5 Ironman 70.3, 2 ultramaratones - ¡en el primer puesto en cada uno de los dos!”

 

¿Pero que es lo que puede motivar a Valerie a ir siempre hacia adelante en el deporte y en los negocios? “Busco siempre tener más. Pienso que no hay límites en la vida.” Y cuando echamos un vistazo a sus resultados deportivos y sociales, nos sorprendemos pensando que puede que tenga razón...

 

En todo caso, nuestra peruana se da los medios de sus ambiciones: su programa de entrenamiento es de lo más consecuente, con un mínimo de 1 h 45 minutos de deporte al día… todos los días. Un consejo: no intente seguirla en el MDS PERÚ, ¡correría el riesgo de desilusionarse rápidamente!

 

  1. Sin embargo, Valerie debe a veces apretar los dientes para alcanzar sus objetivos, como en el Ironman Kalmar (Suecia), que disputó estando enferma… Pero la dificultad, es también lo que ella busca: “Cuando he visto que el MDS organizaba una nueva prueba en Perú, no dudé un segundo en inscribirme. Me he inscrito para finalizar una de las carreras más duras del mundo.”

 

Apostamos a que Valerie no se arrepentirá de su elección, ¡y que añadirá una nueva medalla a su colección en el mes de diciembre!