Marathon des sables

News

du

“¿Las mujeres? La suerte está a vuestro favor”

Vivian LEE

Vivian LEE (D1251-USA) ha terminado la 32ª edición del MARATHON DES SABLES MAROC en 791a posición, después de más de 52 horas de marcha y de carrera en el desierto. Esta americana de 46 años ha respondido a algunas preguntas del Time of San Diego, y sus respuestas pueden ser especialmente interesantes para los futuros competidores… Extractos elegidos.

 

 

 

La etapa 5 ha sido físicamente difícil pero emocionalmente alegre. Mis pies estaban en mal estado – ocho ampollas dolorosas a cada paso. Era el sexto día de carrera y se lo crea o no, he comenzado a acostumbrarme a la incomodidad. He tenido tantos pensamientos que daban vueltas en mi cabeza, que la distancia no me ha parecido tan larga. Nunca había estado tan cansada en toda mi vida, y necesitaba reposo desesperadamente. Estaba excitada al cruzar la línea de meta, un momento que había visualizado en mi cabeza desde hacía meses.

 

El hecho de acabar definitivamente el MARATHON DES SABLES parecía irreal. Si me hubieran hablado del MDS dos años antes, cuando corría mi primer medio maratón, no hubiera sabido de qué se trataba. Y hace un año, cuando corría mi primer maratón, nunca hubiera ni tan siquiera pensado en presentarme a la salida de un ultra normal, entonces en etapas… Pero sobre la marcha, poco a poco, una carrera tras otra, un paso tras otro, aquí estoy en medio del Desierto del Sáhara acabando la carrera por etapas más dura del mundo…

 

A mucha gente le ha parecido increíble que pase del estado de no corredora a Finisher del MDS en 2-3 años. También ha sido una sorpresa para mí. Todas estas carreras requieren trabajo, pero son asequibles si uno se concentra en ellas. El paso más difícil es el primero -es la mayor lección que he aprendido.

 

Una vez más, Patrick BAUER estaba en la línea de llegada para dar a cada Finisher su medalla. Cuando recibí la mía, abracé a Patrick un buen rato y le hablé, pero ya no sé de qué exactamente. Probablemente de algo así como “¡Gracias! ¡Era muy duro! ¡Estoy feliz!”

 

La cuarta etapa ha sido sin ninguna duda el más largo y el más duro día de mi vida. La etapa larga puede hacerse en dos días, y la organización prevé un campamento con sillas largas en el CP5 para los competidores que quieren dormir. En un lugar, he andado unos doce pasos con los ojos cerrados y me he sorprendido cuando casi he perdido el equilibrio. Cuando el cielo ha comenzado a despejarse y el sol a levantarse, el sentimiento de vértigo ha desparecido por completo – lo que muestra el increíble funcionamiento de nuestro reloj interno.

 

¿Lo que he aprendido? Puedo realmente superarme si hace falta. Soy alguien maniático en casa. No autorizo el llevar zapatos en casa, o que las mantas estén mal plegadas. Durante el MDS, no he podido ducharme durante ocho días, e incluso lavarse las manos ha de estar planificado según el agua del cual uno dispone. De modo sorprendente, la cosa ha ido bien. Al tercer día, no tenía ningún problema en limpiarme la cara con mi guante de aseo sucio, y no rechistaba cuando un compañero de tienda curaba sus ampollas mientras yo estaba comiendo justo al lado. He pasado a un modo de supervivencia, y he sido capaz de dejar de lado un montón de “normas”.

 

Mi dieta ha consistido en alimentos deshidratados, mueslis, barras energéticas y gofres. Preparando el MDS, he estado obsesionada por el peso del material puesto que uno debe llevar todo durante ocho días. Y la comida representa la mayor parte del peso transportado. Basándome en mis experiencias, he decidido llevar 2500 calorías al día. He creado un cuadro para repartir la comida en “Antes-carrera”, “Carrera”, y “Después-carrera”.

 

Para la antes-carrera, por la mañana, preparaba mueslis mezclados con leche de coco a rehidratar (más rica en calorías que la leche entera). Durante la carrera, tenía barras energéticas, chicles y gofres. He utilizado igualmente comprimidos de electrolitos para añadir a la bebida, con el fin de reconstituir los fluidos perdidos. Utilizaba también polvo de proteínas después de cada etapa para favorecer la recuperación.

 

Mis cenas eran a base de alimentos deshidratados. Para ahorrar en peso, no había cogido ni camping gas ni combustible. Había vuelto a embalar la comida en bolsas de congelación en las cuales vertía el agua, y dejaba calentar al sol. Estas comidas son mejores si puede realmente calentarlas, pero no estaba dispuesta a llevar más peso.

 

Mi mochila pesaba 7,5 kg sin el agua el día del control. Siempre he cogido una botella llena en cada salida de etapa y saliendo de cada CP, es decir, 1,5 kg adicionales. El primer día mi mochila pesaba por lo tanto un poco más de 9 kg, y cada día aproximadamente 500 gramos de menos con la comida consumida.

 

¿Un consejo a las mujeres de mediana edad que tendrían ganas de probar el MDS? La suerte está a su favor. El deporte de resistencia nivela las diferencias de edad y de género. No ve atletas femeninas de mediana edad batir récords sobre pista o sobre carretera, pero existen bastantes casos en el deporte de resistencia. La tasa de DNF (Did Not Finish) es menos elevada entre las mujeres que entre los hombres. Las dos primeras mujeres están en categoría “Máster”.

Actualités
qui pourraient
vous intéresser
#MDS

Programming webTV MARATHON DES SABLES

To not miss anything of the most beautiful images of MDS

The ideal playlist for the 35th MARATHON DES SABLES

150 songs to reach the finish line

The questions you ask yourself about the postponement of the 35th MARATHON DES SABLES

Dates, registration, reimbursement…

Your hardest moments on the MARATHON DES SABLES

Feet, dehydration, cold...

35TH MARATHON DES SABLES TOP 10 WOMEN

35th MDS favorites

A Big Thank you

To our suppliers, partners, supporters, volunteers

Volkswagen
MOROCCAN NATIONAL TOURIST OFFICE
GLOBAL PLUS
TERRES D'AVENTURE
Six pro
SPOT
TV5MONDE
OCP
Sidi Ali
BODYCROSS